viernes, 20 de octubre de 2017

MUFFINS DE CALABACIN

Unas magdalenas saladas
Este reto "Desafío en la cocina" me gusta mucho porque hace que nos calentemos la cabeza haciendo platos extraños. Hay que hacer algo que nos mandan, sin chistar. Son platos que a veces son difíciles y que no hemos hecho nunca, como este caso.

martes, 17 de octubre de 2017

SORBETE DE LIMÓN AL CAVA




Copa de champagne con gelatina , sorbete, frambuesas y una ramita de albahaca


La foto no hace la justicia a la estupenda presentación de este sorbete. Ha quedado un pelín borrosa, pero se intuye la idea de la bebida.

En uno de los retos en los que participo he conocido un blog que se llama les punyetetes de la Li. Me gustó mucho y me suscribí a su blog, así recibo todo lo que publica la autora (Lidia) en cuanto lo pone en la red.

En una de estas miraditas rápidas que hice a su blog descubrí una receta que se me tiró a los ojos. Saltó literalmente por lo original de su presentación. Según dice Lidia la receta la copió de Canal Cocina pero variando un poco la decoración. Yo he copiado a la copiadora y he hecho una copia de la copia.

En esos momentos estábamos próximos a las fechas navideñas. Ni que decir que en esa Navidad hice esta receta no una, sino dos veces. Está bueno y originalísimo. La presentación es espectacular y dejas a tus invitados con la boquita abierta. Si no lo veís así, ¡decidlo! Por eso, para que empecemos a difundir ideas para Navidad, os pongo esta receta.

domingo, 15 de octubre de 2017

KROFNE (POSTRE DE ESLOVENIA)

un bollo relleno de chocolate
Cuando ví esta preparación hecha por Patricia del blog Patty´s cake, http://pattyscake-pbb.blogspot.com.es/2017/09/krofne-bollos-rellenos-de-eslovenia.html me quedé prendada por lo bonitos que quedaban estos donuts eslovenos. Casualmente ella los había hecho en el mes de septiembre para un reto de cocina en el que el país de destino era Eslovenia. Me los dejé en stand-by para hacerlos en un futuro, aunque no sabía que iba a ser un futuro tan próximo. 
Cuando en el reto Reposteras por Europa que administra Isabel del blog Gotas de azúcar y vainilla propusieron como país Eslovenia, dudé entre hacer prekmurska gibanica que es un dulce que probé cuando estuve en Eslovenia esta Semana Santa pasada, y me gustó mucho, aunque es un dulce muy completo (4 capas de pastel… ¡ufff! No apto para dietas hipocalóricas).
También tengo muchas ganas de hacerlo y caerá un día de estos. La opción B era este Krofne o krofi (tan bonitos ellos). Y, finalmente, ganó el Krofne.

¿Qué decir de Eslovenia? Este pequeño país se independizó de Yugoslavia hace nada,.. en 1991. Es una cucada de país, pequeño, limpio, naturaleza por todos lados: cuevas, ríos, cataratas, lagos, montañas… La capital Liubliana es pequeña, acogedora y preciosa.

Nosotros fuimos en un vuelo hasta Trieste (Italia), y allí cogimos un coche para hacer un paseo de una semana por este increíble país. También visitamos la parte norte de Croacia. Un viaje totalmente recomendable, me quedé prendada y guardo en mi retina imágenes de cuento. La imagen típica de ese lago con la isla en medio, que tiene una iglesia… la típica de Eslovenia vamos… en vivo y en directo es todavía más escalofriante porque ese lago se encuentra rodeado de montañas que, en pleno verano, tiene nieve en sus cimas. Una preciosidad.

Los krofi son unos que se comen en Carnaval o en otras fiestas como Fin de Año, Navidad o Pascua. Son una versión de las conocidas berlinas alemanas. 

La receta de los Krofi que os traigo es parecida a la realizada por Patricia y ella los adaptó de unas berlinas que leyó en un libro. Yo hice la mitad de la receta porque no quería que saliesen muchos bollitos, ¡Ya sabéis! ¡La dieta! 

Ingredientes (salen unos cinco bollos):
  • 1 huevos M
  • 35 mililitros de leche
  • La ralladura de medio limón
  • Media cucharadita de levadura seca en polvo
  • 140 gramos de harina de fuerza
  • 60 gramos de azúcar
  • Media cucharadita de sal
  • 30 gr. de mantequilla sin sal, fría
  • Aceite de girasol para freír
  • Azúcar glas para espolvorear
  • Ganache de chocolate

Preparación:
  • En un bol, mezclar la harina con la levadura, el azúcar y la sal.
  • En otro bol, batir la leche con los huevos y la ralladura de limón. 
  • Añadir poco a poco los ingredientes sólidos a los líquidos e ir mezclando, amasando muy bien. Utiliza amasadora si la tienes, y si no tienes, tienes que utilizar la fuerza del brazo, pero debe quedar muy bien mezclado y trabajado, hasta obtener una masa fina.
  • Añadir la mantequilla en 2 veces y seguir amasando de nuevo hasta que se haya mezclado bien y tengamos una masa fina y homogénea.
  • Pasar la masa a una mesa enharinada y formar una bola (podéis añadir un poco más de harina si se os ha quedado demasiado blanda). En mi caso, la masa estaba muy blanda, por lo que le añadí mucha harina, y creo que por esto me quedaron menos esponjosos de lo que tocaba.
    Poner en un bol, cubrir con papel de plástico y dejar toda la noche en el frigorífico.
  • Sacamos la bola del bol y la ponemos sobre nuestra superficie de trabajo.
  • Desgasificamos suavemente con los nudillos.
  • Dividimos en porciones de unos 70 gramos (patricia señalaba unos 40 gramos) y hacemos bolitas.
  • Las ponemos sobre una bandeja con papel de horno. Las cubrimos con un paño y las dejamos que doblen el volumen (unas 2 horas).
  • En una sartén pequeña, ponemos a calentar el aceite, que cubra más o menos la mitad del cazo. Ponemos los krofi en el aceite y lo freímos un minuto o dos por cada lado a fuego medio-bajo
  • Sacamos el krofi y lo ponemos sobre papel de cocina para escurrir todo el aceite
  • Rellenamos con el ganache de chocolate con una manga pastelera, o con una jeringuilla grande.
  • Espolvoreamos con azúcar glas.
y… ¡A disfrutar!
Es mejor comerlos el mismo día que se fríen o todo lo más al día siguiente. La verdad es que quedan tan ricos que desaparecen. Con esta receta tendrás para unas 12 unidades, y ya te digo que te faltarán.

Ganache de chocolate
Para el relleno:170 gr. de nata (crema de leche) +35.1% M.G. 170 gr. de chocolate negro 1/8 cucharadita de sal 25 gr. de azúcar 1 cucharadita de extracto de vainilla. Calentar la nata y cuando vaya a empezar a hervir se separa del fuego y se añaden todo el resto de ingredientes mezclando bien.


Mi opinión: A Patricia le quedó muy bonito y esponjoso. Las recetas que he visto por internet también presentan unos bollitos tiernos y suaves. No ha sido mi caso. Quizás ha sido por ponerles demasiada harina. De todas formas, están buenos de sabor y es una forma diferente de elaborar un dulce.
Imprimir

PANCIT BIHON (PLATO DE FILIPINAS)

Fideos de arroz con verduras, pollo y gambas
A pesar de no ser tan conocida internacionalmente como la de algunos de sus países vecinos, la gastronomía filipina no dejará a nadie indiferente. Basada principalmente en arroz, carne, pescado y todo tipo de frutas tropicales podemos degustar un buen número de exóticos platos cocinados bajo una curiosa mezcla gracias a su influencia malaya, española y china. 

¿por qué investigo la cocina Filipina? Pues porque en el reto de Cocinas del Mundo se ha propuesto este país.


En el reto de Cocinas del Mundo de este mes nos ha tocado un país lejano lejano. En este reto eligen un país cada mes siguiendo el orden alfabético, el mes pasado tocó Eslovenia, con la “E” y este mes toca Filipinas, con la “F” ¿Por dónde anda Filipinas? Pues es una isla que está por debajo de Vietnam, China, etc., por allá donde Cristo perdió el gorro.

Y ¿qué tipo de cocina? Pues es una cocina influenciada tanto por las cocinas del Sureste Asiático como por la cocina española debido a que durante tres siglos estuvo colonizada por España. Esta influencia se nota en platos como el lechón, la preparación de arroces con estilos similares a las paellas y los cocidos. Sin embargo, durante el Siglo XIX, la cocina china empezó a ejercer su influencia que se establecieron por todo el territorio, pero como ocurre en la mayoría de los países asiáticos, el alimento básico de Filipinas es el arroz. A menudo se prepara al vapor y es servido durante las principales comidas. El arroz a menudo se mezcla con diferentes salsas o con el caldo de otros platos. También se preparan una gran variedad de frutas y hortalizas que se suelen utilizar para cocinar. Los plátanos, pulpa y leche de coco, mangos, papayas o piñas proporcionan un toque tropical a muchos platos. También se usan muchas verduras de hojas verdes como la espinaca, la col china, el repollo, la berenjena o las judías. 

La raíz de jengibre, salsa de soja y el chili también son condimentos que a menudo se agregan a los platos.
Si queréis ver lo que han hecho mis compas de reto, pincha AQUÍ. Y si quieres ver lo que he preparado en anteriores retos de otras Cocinas del Mundo, pincha AQUÍ.

Pues cuando tuve que decidir la receta de Filipinas que tenía que hacer, pensé en un arroz pero, en seguida, cambié de opinión y me decante por unos fideos porque en mi casa, a mis hijas, les gustan mucho los fideos finitos de arroz , y además encontré esta receta en internet que es una preparación que presenta ingredientes que habitualmente utilizamos en nuestras cocinas. ¡Bravo!

Ingredientes para 6 personas:

◊ 300 gramos de fideos de soja o de arroz, yo utilicé los de arroz

◊ 200gr de judías verdes

◊ Medio pimiento verde

◊ Medio pimiento rojo 

◊ Medio pimiento amarillo

◊ 2-3 zanahorias

◊ 1 cebolla

◊ Media pechuga de pollo en tiras

◊ 200 gramos de gambitas peladas

◊ 200 gr de champiñones en láminas

◊ Aceite

◊ Salsa de soja (1 generoso chorro de salsa)

◊ 1 pastilla de caldo de pollo

◊ Colorante alimenticio

◊ 1 vaso de caldo de verduras



Preparación:
Cortar la verdura en trocitos pequeños 
y sofreírla en una sartén con aceite,





cuando esté unos minutos sofriendo, añade el colorante y una pastilla de concentrado de verduras.

Hacer el pollo por separado, hasta que esté dorado.


Rehogar la verdura y el pollo junto
Añadimos las gambas.

Añadimos un chorro generoso de soja y un vaso de caldo de verduras.
Ponemos los fideos en remojo con caldo de verduras para que esté más rico hasta que se ablanden un poco.



Añadimos los fideos al sofrito
y lo dejamos hasta que los fideos estén blandos y jugosos.

Mi opinión: están buenos. Como los fideos que pedimos en el restaurante chino habitualmente. 
 Imprimir

viernes, 13 de octubre de 2017

ROLLITO DE CALABACÍN CON MERLUZA Y GAMBAS


Esta mujer nos va a matar de un susto un día de estos!!! y hablo de Blanca la autora del Blog Menjar en Cala Blanca, un blog la mar de cuqui, con unas presentaciones impresionantes. Pues bueno, esta buena mujer cada mes nos vuelve locas a un grupo de personas inocentes y sumisas, que nos dejamos influir. Nos presenta una foto (a cual más difícil) de un plato de cocina y tenemos que reproducirlo sin saber lo que lleva ni cómo se hace. 
En fin ¡EL RETO ME ENCANTA! Disfruto mucho pensando en los ingredientes, la preparación y la presentación... además de aprender un montón. De hecho este mes el reto no me ha parecido tal difícil. A primera vista decidí cómo hacerlo y básicamente lo que iba a ser. 

La foto escogida es de Nandu Jubany.

Nandu Jubany es un reconocido y premiado chef catalán, que empezó trabajando en el restaurante de sus padres pero luego pasó a aprender de otros grandes cocineros como Arzak y Berasategui. Abrió su restaurante Can Jubany en una tradicional masía, que a los tres años recibió una estrella michelín. Todo esto ha evolucionado hacia preparaciones para convenciones y, lo último, la dedicación a un I+D gastronómico.
El link para el recopilatorio es donde están las preparaciones de mis compas está AQUÍ.
Y esta que  veis a continuación es la foto de Nandu Jubany:

¿Qué os parece? ¿Tiene un cierto parecido? Yo creo que sí, salvando las distancias de que no tenía un plato tan grande ni tan blanco. Sólo tenéis que fijaros en el rollito central  en las salsitas.

Cuando ví la foto en seguida pensé en que iba a ser una receta salada, la veía como tal... estoy segura que alguno de mis compas habrán hecho la versión dulce, segura, segura... pero, yo ví el calabacín desde el primer momento. Lo que acompaña al calabacín ya ha sido más meditado. De hecho, hasta última hora, no tenía muy claro el relleno: quería hacer un relleno de verduras para que pudiese comer mi hija mayor (vegetariana) pero no terminaba de verlo. El cuerpo me pedía un relleno más contundente con más sabor: carne especiada, queso o... pescado. Y eso fue al final: pescado. 



Ingredientes para 2 personas:
1 calabacín
vino blanco
Medio tomate
Canónigos
Pepinillos

Relleno:
Aceite
2 filetes de merluza pequeños o 1 grande
sal
pimienta
100 gramos de gambas
5 palitos de cangrejo
Gotas de Salsas
Salsa de tomate
Ajo negro
Salsa mayonesa con un poco de mostaza
Aceite de hierbabuena: aceite de oliva con hierbabuena picada

Preparación:
Empezaremos por hacer las tiras de calabacín con una mandolina.
Hay que hacerlo con cuidado para que no se rompan.
Poner las tiras al microondas un par de minutos con un chorrito de agua para que  se cuezan un poco y se queden menos "tiesas". Poner luego una media hora las tiras en el vino blanco para que tomen su sabor.
Poner un papel film
y colocar ocho tiras de calabacín superpuestas encima del film.

Ahora preparamos el relleno poniendo una sartén con un poco de aceite y poner los filetes de merluza, salpimentarlo.
Añadir las gambas y dejarlas un par de minutos.
Sacar de la sartén y, cuando esté frío, añadir los palitos de cangrejo a trocitos.

Poner este relleno en las tiras de calabacín haciendo una tira.
Cerrar el film con mucho cuidado, haciendo un rollito.


Colocar este rollo en un plato (si tienes un plato chulo blanco y largo... adelante. Se parecerá al de Jubany. Yo no lo tenía).
Poner trocitos de ajo negro y las salsas dejándolas como gotas de lluvia alrededor del plato.
Adornar el rollo con tomate, canónigos y pepinillos.
Y ya está.


Mi opinión: Ha salido bueno. Pero debería haber juntado el pescado con alguna salsa de forma que se amalgamara todo un poco más. Porque al comerlo quedaba todo como muy separado: el calabacín por un lado el pescado por otro... De sabor: muy bueno.
Imprimir